El viaje a Singapur

Oscar Ugarteche, a noted academic, has published widely on international financial matters, was one of those harassed by the Australian authorities in a stop over in Adelaide while on the way from Buenos Aires to attend the annual Bank-IMF meetings in Singapore. Mr. Ugarteche is senior research fellow at the Institute of Economic Research at Mexico´s national university UNAM, and has finished a major piece of work titled The Genealogy of the International Financial Architecture. He has been visiting professor at several universities in Latin America and Europe, namely FLACSO Quito, St Anthony’s College Oxford, Centre for Development Studies, University of Bergen and Institute of Latin American Studies, London University, among others.

The English version of this article will follow.

Viernes 15/09/2006

La reunión anual del FMI-BM en Singapur es la segunda conferencia presidida Paul Wolfowitz, y la primera fuera de Estados Unidos. Como en los últimos seis años, una conferencia paralela es organizada por ONGs y movimientos sociales críticos. Para evitar discusiones desagradables organizaciones que iban a reunirse en foros paralelos fueron vetadas y personas proscriptas de entrar al país. Sin embargo, nadie del BM/FMI ha dicho públicamente que una discusión no amenaza la seguridad de nadie, en el sentido convencional.

Singapur, 15 de setiembre, 2006

La conferencia anual del FMI/BM esta teniendo lugar en Singapur el fin de semana del 16 y 17 de setiembre. Como todos los años, llegan a la conferencia banqueros, ministros de finanzas y asesores del más alto nivel. Como los últimos seis años, una conferencia paralela es organizada por ONGs y movimientos sociales que tienen críticas o están en contra de las políticas de estos entes internacionales.

Esta es la segunda conferencia presidida por la nueva cabeza del Banco Mundial, el halcón republicano Paul Wolfowitz, ex subsecretario de defensa de Estados Unidos que diseño el ingreso de Estados Unidos en Irak en el año 2001, antes del ataque a las torres gemelas. Es su primera conferencia fuera de Estados Unidos.

El gobierno republicano presidido por Bush tiene una política unilateral y anti-multilateralista, análoga a la tuvieron Nixon en su momento (1970) y Harding en el suyo (1920), todos republicanos. La última vez que estuvo Wolfowitz en esta parte del mundo, fue como embajador ante el corrupto gobierno de Suharto en los años 80s, con Reagan.

La paradoja de un presidente de un organismo multilateral que no cree en el multilateralismo es acompañada por la presencia de un embajador estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas que no cree en ella. El fruto esta a la vista, hay una erosión del multilateralismo.

En ese marco llegan a Singapur a reunirse tanto de un bando como de otro. Este año se piensa lanzar la campaña “Encógelo o húndelo” al FMI en vista de la suma de fracasos y sobre todo, del papel pernicioso que ha tenido las políticas en el desarrollo de la capacidad de gobierno. El fruto de las políticas son gobiernos cada vez menos representativos que deben de cumplir con las condiciones impuestas en los créditos con estas IFIs.

El descrédito de las mismas luego de la crisis asiática y de la Argentina sin duda ha erosionado la base de su existencia. Peor aún, la incapacidad de ponerle el cascabel al gato cuando el Tesoro de Estados Unidos gobierna con un déficit fiscal y externo cada uno de entre 6 y 7% del PBI mientras los países pobres financian dicho déficit, muestra descarnada la realidad del poder.

Siempre se dijo que el FMI era un brazo del Tesoro. Para los que no lo creyeron, ahora la evidencia esta presente. El FMI no puede decirle al Tesoro que hacer ni menos, condicionarlo. Tampoco es seguro que tenga la capacidad de frenar una crisis financiera global lanzada desde Estados Unidos.

El FMI fue creado en 1944 cuando Estados Unidos era la economía más sólida, con las reservas internacionales más grandes y la moneda de reserva global. Hoy, el antes líder mundial es la economía más endeudada del mundo en el exterior, subsidiada por América Latina, África y Asia y financiada sobre todo por Asia.

El argumento, dicen algunos, se centra en la representación de India, China y Brasil en el directorio del Fondo. Para este fin han abierto más espacio a estos países en una porción de voto irrisoria. Lo central es que la economía grande y débil sigue manteniendo el mismo peso en el directorio.

Estados Unidos pone las reglas mundiales sin medir los efectos sobre el resto del mundo, como en 1971 cuando desligo el dólar del oro sin consultarle al FMI y en 1981 cuando inyectó un déficit fiscal masivo mientras tenían una política monetaria restrictiva. La devaluación del dólar tuvo un impacto directo sobre los precios de las materias primas después de 1971. El alza de la tasa de interés real llevó a la crisis de la deuda mundial después de 1981.

Para evitar estas y otras desagradables discusiones, organizaciones que iban a reunirse en foros paralelos dentro de la ciudad de Singapur fueron vetadas y personas proscriptas de entrar a la ciudad estado. Wolfowitz apareció en TV el 15 en la madrugada hablando sobre la importancia del derecho al disenso, con muy poca convicción. Tan poca que el gobierno de Singapur sacó en el siguiente noticiero la noticia de que en el memorandum de entendimiento firmado hace tres años, se comprometían a garantizar la seguridad del acontecimiento. Nadie del BM/FMI ha dicho públicamente que una discusión no amenaza la seguridad de nadie, en el sentido convencional.

Es posible que se queden sin trabajo diversos funcionarios de las IFIs y que se reduzcan en tamaño dichas instituciones, pero eso tampoco es una amenaza a la seguridad, es sólo el resultado del fracaso de las IFIs y de su pérdida de credibilidad.

Al menos, cosa que ya sabíamos en América Latina, no pueden seguir hablando de democracia y reformas económicas. No creen en la democracia, y esta conferencia y sus vetos son la demostración del caso.

No comments yet.